La Paz sevillana

La Semana Santa empieza

cuando la primera marcha real

entre todo el público suena

y se escucha la primera “levantá”.

Con ella llega la Victoria

aquella que vemos reflejada

en un Cristo que mira al cielo

para cuidar nuestras almas.

Y tras un mar de llantos

por el peso de la cruz

que tendrá que llevar Jesús

con sus capirotes blancos.

Después, entre todos los hombre llega

una Virgen que nos representa

porque trae la Paz a la tierra.

25 años coronada

Fue cuando no se esperaba

cuando la Madre de un barrio

tras muchos años esperando

quedaba entre todos coronada.

Por proteger a sus hijos

y que nada les pasara

Sevilla la reconocía

como ayudante soberana.

Tras veinticinco años

esas fe se traspasa

porque esa mirada

siempre te acompaña.

Encarnación no nos abandones

que tu querido pueblo sin Tí

cómo cada Martes Santo

no sabría hacia dónde ir.

A Francisco Rodríguez Moreno

Fue un seis de diciembre

cuándo esta vez el corazón

te dijo a tí, venga de frente.

Te has ido ya con Ella

de tanto tocar el cielo

ya puedes estar a su vera.

Repartiendo esperanza

cómo cada madrugada

cuando su paso levantabas.

Y las campanas de Santa Ana suenan

porque ya su mudo se encuentra

rezando siempre con ellas.

Francisco Rodríguez llamando a la Esperanza

Virgen del Pilar

Hoy es 12 de octubre

y hay un pilar en Zaragoza

con una bandera que recubre

con los colores de España.

Salgamos a las calles

de nuestra patria querida

acompañando a nuestra Virgen

que de nuestros guardias, es guía.

A ver la cara de María

que nos dejó un pilar

para acompañarnos a todos

en el día de la Hispanidad.

Nos queda sólo que celebrar

diciendo juntos al unísono

¡viva la Virgen del Pilar!

Virgen del Pilar de Sevilla/Via: Cínturón de Espato

50 años después

Qué rápido pasa el tiempo

desde ese primer año

que unos cofrades añejos

consiguieron cumplir un sueño

que tenía un barrio entero.

Cincuenta años después

aquí nos encontramos

junto a un Cristo que tiene Sed

pero aquí se la calmamos.

Ayer volvimos todo el barrio

a ese día tan especial

que en mil novecientos sesenta y nueve

quedara fundada la hermandad.

Cristo de los Estudiantes

Ahora mismo soy estudiante

y cuando voy por el rectorado

siempre me paro a mirarte

y te pido por esos aprobados

y también por esos cates.

Que aunque nadie lo crea

nos estás cuidando siempre

sin que nadie aquí lo vea

sin que nadie te pida aprobar

Tú a Dios por esas notas rezas.

Es ese martes Santo sevillano

dónde todos tus hijos de ruán

y siempre en un silencio sepulcral

acuden como buenos cristianos

Esperanza de Triana

En Triana hay una reina

situada en calle Pureza

a la que todo el mundo reza

y todo el mundo espera.

Y a esa madre que llora le acompaña

con su paso Trianero,

de costero a costero,

un caballo que alumbra la mañana.

Es por eso que Sevilla siempre espera

a que llegue esa noche de primavera

para poder Madre, rezarte y mirarte

cantando alegre, tu salve trianera.